ARAGUANEY, el templo de la carne en Burjasot

Facebook

Una experiencia gastronómica única

Sentados bajo la sombra de un Araguaney, cuando el invierno daba sus primeros coletazos y la floración de tonalidades doradas impactaban por su brillo, descubrimos un lugar gastronómico apacible en la ciudad de Burjasot, Valencia.

¿A qué se debe el nombre del Restaurante Araguaney? Araguaney es el árbol nacional de Venezuela, y un proverbio indio indica que donde hubiere un Araguaney, es un buen lugar donde permanecer. Qué sabio proverbio que refleja la experiencia que vivimos en el templo del vacuno, un buen lugar para estar y disfrutar en buena compañía.

Los detalles de una casa de pueblo me recordaron mi infancia. Las puertas de madera con los anclajes de hierro forjado, la amplitud y techos altos. Un rincón privilegiado al pie de la ventana, que por un segundo, un fotograma pasó veloz por mi mente, recordando a mi abuela postrada en su mecedora mirando tras la ventana.

Maria José, amable y servicial, fue la responsable de hacernos partícipes de una experiencia gastronómica única. Nos dejamos aconsejar y nos dirigió como una gran directora de banda de música. Al son de unas ostras francesas de la Normandía, afinadas en la Bretaña siguiendo un saber hacer ancestral, nos dejamos transportar a ese entorno natural a orillas del río Le Belon. Una ensalada con productos de la huerta junto con unos espárragos trigueros asados y ahumados a la parrilla, nos sorprendió en todos los sentidos.

El festín de la carne, siempre vacuna, con troncos de encina seca de las tierras de Castellón y Teruel, bajo un foco de calor con llamas sin aportes de humos dominantes, consiguiendo unos sabores que todavía perduran en mí. Una experiencia gradual de textura, sabor y olor con sus tres tipos de carne. Dimos comienzo con un ternero lechal, denominada Mamet. Se deshacía en boca, jugosa, tierna y sabrosa. Una carne sublime hasta que llegó la Rubia, raza autóctona de Galicia que se alimenta de leche y hiervas, con más sabor que la anterior, un color más rosado y un placer en boca. Habías alcanzado el nivel máximo hasta que llegó la vaca vieja con un mínimo de ocho años de edad. Una carne más potenciada en sabor, manteniendo la misma textura en boca, simplemente, deliciosa y exquisita.

Araguaney es un restaurante muy especializado donde ofrece una comida equilibrada y saludable. Una experiencia gastronómica única que recomendamos desde todo el equipo de redacción de Gastrondario, así como desde Àgape, asociación de prensa especializada en gastronomía.

¿Dónde se ubica? En la calle Rubert i Villó, 12 de Burjassot 46100 València. Para reservas 963 902 578 y 649379737.

Facebook
A %d blogueros les gusta esto: